LA MEMORIA DEL NÓMADA: EL TIMKAT

LA JERUSALEN NEGRA

Desciendo por las escaleras talladas en la roca hacia el foso en el que se alza la iglesia Bet Medhane Alem y veo en el fondo, en uno de los costados rocosos y sin saber por dónde salen, un sacerdote envuelto, casi escondido, en coloridas ropas litúrgicas, protegido por un paraguas ritual y acompañado por varias personas entre las que destacan unos acólitos

Sigue leyendo